Películas Malditas

Peliculas MalditasDesde el inicio del cine, el término de “películas malditas” se ha empleado mal al referirse a las producciones donde unas lluvias o cualquier otro evento meteorológico intenso se ha llevado por delante un costosísimo decorado, un descuido humano provocó un incendio, o un actor que se las daba de sobrado, perdió algunos dientes o se partió una pierna, como recientemente ocurrió en Casino Royal, en la que Daniel Craig perdió los piños en una secuencia de acción, o que Nicole Kidman se metiera la castaña de su vida conduciendo el coche en el que huía de los alienígenas, en una secuencia de la película The Invasión, aún no estrenada en nuestro país, o la trágica muerte de un especialista en The Dark Knight , la nueva entrega de Batman; estos datos podrían calificarse como anécdotas o de terrible accidente, si las comparamos con el calvario que se sufrió durante su rodaje, un clásico del cine de terror como es El Exorcista, que a posteriori le han otorgado por derecho propio a esta producción… la etiqueta de película maldita.

Remontémonos al año 1973, y a un joven director: William Friedkin.

Friedkin acababa de cosechar un enorme éxito con The French Connection (1971), película que según el Instituto de Cinematografía Americana (en el 2007), posee el puesto Nº 93 en el ranking de “Mejor Película de todos los Tiempos”; hablar del desastroso rodaje de The French Connection, también nos llenaría unas cuantas páginas, pero olvidémonos de ella y saltemos al año 1973, que fue cuando cayó en sus manos la novela y el guión de El Exorcista.

Dos datos, quizá anecdóticos ahora, pero que en entonces fueron realmente llamativos son, por una parte la su fecha de estreno: 26 de Diciembre de 1973 (no olvidemos que estamos hablando de una película donde El Diablo y el Mal son los absolutos protagonistas), y sus créditos iniciales. Tras un prólogo algo incomprensible y el título de la cinta, la película comenzaba. No había créditos iniciales. Hoy en día, esto nos puede parecer una tontería, pero en aquella época, a más de uno le causó impresión y claro está, ayudó a que el espectador entrara de inmediato en la historia, haciéndole olvidar que estaba viendo una película… para sumergirse en algo muchísimo más real. Algo que podía estar ocurriendo en la casa de al lado.

El Exorcista, la adaptación del famoso best seller de William Meter Blatty, con guión del propio autor, se presentaba como “basada en hechos reales”. Pero en realidad se trataba de una ficción. Una ficción… en parte, ya que con el paso de los años y las posteriores informaciones que surgieron, descubrimos cómo su autor se había inspirado en un caso real, ocurrido en 1949 y donde un niño de entre 10 a 14 años (con el seudónimo de Ronald Doe) sufrió un caso de posesión demoníaca que tras jugar a la ouija. Los síntomas, muy parecidos a los reflejados en la novela, y en la película: convulsiones, contorsiones, xenoglosia (hablar lenguas desconocidas para el sujeto), videncias, erupciones cutáneas y un largo etcétera.

Blatty, el escritor, participó como productor de El Exorcista, y eliminó varios fragmentos del libro original para crear una historia más compacta y austera, focalizando el relato en la relación entre madre y una hija, y la redención de un cura que ha perdido la Fé en Dios. No me detendré más en su argumento, porque hasta los que no han visto la cinta, saben de qué va.

El estilo crudo del film, y quizá, todos esos detalles similares a los docudramas o dramatizaciones tan actuales hasta en los programas de corazón, impregnaron un sello de realidad de tal calibre a la película, que en las proyecciones con público terminaba ocurriendo de todo, en la oscuridad del patio de butacas. Y al decir “de todo”, hay que incluir desmayos, mujeres embarazadas que rompían aguas, o inclusive muertes por infarto; estos hechos ya alertaban al morboso espectador y a las leyendas urbanas sobre esta película, que como era de suponer, corrieron como la espuma alimentando a un público de emociones fuertes, y por qué no decirlo, de desequilibrados que pagaban su entrada para llevarse el susto de sus vidas.

Uno de los espectadores (quizá el más cómico de los incidentes), perdió el conocimiento presa del terror que su cerebro no conseguía asimilar… y se fue de bruces contra el asiento delantero, partiéndose la mandíbula. Ni que decir tiene, que los de la fila de delante casi mueren también de un paro cardíaco, pero este señor, el que se hizo trizas la dentadura, llevó a Juicio a la productora. Al final, una buena suma de dinero lo solucionó todo.

El éxito de El Exorcista recorrió el globo terráqueo en pocos meses (no, no había Internet, que si no, hubiera sido más brutal y en cuestión de horas), y países como el Reino Unido, prohibieron su proyección en salas comerciales. Bueno, los ingleses tienen ese pequeño defecto, además de un comité de censura que pone pegas incluso al mismísimo Stanley Kubrick y a su La Naranja Mecánica.

Aún con todas estas pegas en el Reino Unido, algunas ciudades sí llegaron a proyectar la cinta, y para tal evento, se crearon los “Viajes en Bus del Exorcismo”, para llevar a todos los que quisieran ver la cinta a la puerta del cine en la que se proyectaba.

Esta anécdota, no debería de sorprendernos tanto, ya que en España sufrimos algo similar con el estreno de El Último Tango en París, que no se estrenó hasta muchos años después, y que obligó a muchos españolitos morbosos y amantes de la mantequilla, a cruzar la frontera para ver la película en Perpiñán, y de paso, comprar algunos libros prohibidos por el régimen franquista, y por qué no decirlo, algunas revistas porno.

Pero, ¿por qué está “maldita” El Exorcista?

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • [...] original (Youtube) | El Exorcista Más información | Películas Malditas Tags: Anne Bancroft, Autrey Hepburn, El Exorcista, Ellen Burstyn, Jane Fonda, Peliculas Malditas, [...]

  • Veso
    07 nov 2008

    Magnífico post, enhorabuena.
    Si a alguien le interesa mucho estos temas, recomiendo un programa buenísimo de radio que hicieron en La sombra del espejo (¡una hora de duración!). Hablaban del tema en profundidad y además lo hacían muy divertido y ameno:
    http://www.lasombradelespejo.com/modules.php?name=Downloads &d_op=getit&lid=81
    Genial.
    ¡Enhorabuena por el blog!

Dejar un Comentario