Crítica: La Dama de Hierro

Meryl Streep, en La Dama de Hierro.

Título: La Dama de Hierro
Título original: The Iron Lady
Género: biopic
Director: Phyllida Lloyd
Duración: 105 minutos
Fecha de estreno: 5 de enero de 2012.
Intérpretes: Meryl StreepJim Broadbent, Olivia Colman, Richard E. Grant.
La Dama de Hierro, trailer final español y póster
La Dama de Hierro, teaser trailer español
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Meryl Streep es el único motivo para ver este superficial biopic de Margaret Thatcher.

La reina y El discurso del rey son dos películas  que han apostado por ofrecernos el lado más humano de los gobernantes británicos. Más allá de sus obligaciones políticas, Isabel II y Jorge VI aparecen como individuos que, al igual que el común de los mortales, tienen sus defectos y virtudes. En ambos casos, se trata de retratos más o menos condescendientes que potencian los aspectos positivos frente a los negativos. La Dama de Hierro podría encuadrarse dentro de esta peculiar moda del cine inglés, aunque la protagonista de este biopic, Margaret Thatcher, sea un personaje bastante más controvertido que gran parte de los miembros de la realeza.

Phyllida Lloyd, realizadora a la que debemos el musical Mamma Mia!, nos enseña que la que fuera Primer Ministro de Gran Bretaña no era tan mala como nos la pintaban. Con un guion de Abi Morgan, la cinta nos muestra a Thatcher en el otoño de su existencia. Ya senil, la antigua gobernante charla con el fantasma de su marido muerto mientras recuerda pasajes de su vida.

La cineasta inglesa utiliza a Meryl Streep, en el papel de Thatcher en  sus años de  su madurez y ancianidad, para dar credibilidad a la mujer que guió los destinos de las islas británicas desde 1979 hasta 1990.  La actriz norteamericana pone toda la carne en el asador para dar credibilidad a su personaje y consigue un nuevo triunfo en su carrera. La intérprete consigue recrear el peculiar tono de la dirigente e imitar sus movimientos sin excesos. Alexandra Roach, en el papel de la político en sus años mozos, logra estar a la altura de la americana sin que se note ninguna diferencia de tono entre una y otra.

Sin embargo, pese a la estupenda labor de las protagonistas, La Dama de Hierro nunca resulta una película de mucha enjundia. El recurso de contar la vida de Thatcher a través de flash-backs resulta un tanto torpe. De esta manera, la vida de la dirigente se convierte en un grandes éxitos sin verdadera consistencia. Por si fuera poco, el retrato es sumamente condescendiente con la que fuera primera ministra conservadora. El filme la muestra como una persona hecha así misma que tuvo que luchar para abrirse camino en un partido  que no veía bien que fuera mujer e hija de un tendero.  A pesar de mostrar su testarudez y cierto desapego con sus labores domésticas, el filme pasa por alto algunos hechos poco honorables del personaje, como su amistad con Pinochet o la rebaja en los gastos sociales que se produjo en su mandato, mientras que banaliza otros, como la intervención en la Guerra de las Malvinas o su enfrentamiento con los sindicatos.

Tampoco recurrir al fantasma de su marido como peculiar Pepito Grillo resulta demasiado acertado. El gran Jim Broadbent, maquillado de manera un tanto excesiva, no puede hacer nada para dar algo de vida al monigote que le ha tocado interpretar.

Por otra parte, la decisión de apuntalar gran parte de la trama en los últimos años de Thatcher, cuando comenzó a sufrir una enfermedad degenerativa, es una estratagema un tanto marrullera para provocar lástima en el espectador.

No obstante, pese a estas deficiencias, La Dama de Hierro se contempla sin esfuerzo, aunque no deje demasiada huella.

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • [...] La Dama de Hierro es uno de los primeros grandes estrenos que nos llegarán justo cuando finiquitemos la temporada navideña. El 5 de enero podremos ver en España la esperada transformación de Meryl Streep en la famosa político británica, apodada así por la dureza de sus medidas en política interior y exterior, que aplicó con decisión y, en ocasiones, distanciamiento del pueblo en una época ciertamente difícil para Reino Unido. [...]

  • [...] galardones. Meryl Streep se impuso a Viola Davis, la otra gran favorita, como la mejor actriz por La Dama de Hierro.  Como mejor actor secundario ganó Christopher Plummer por ‘Beginners’, mientras que [...]

  • Valen
    27 feb 2012

    UN BODRIO. Se trató de humanizar a esa víbora mostrándola loca por su amor. La película es capciosa hasta en los tonos pasteles de sus vestidos cuando lucía colores agresivos como el rojo sangre o el azul eléctrico. Ella quebró al país a favor de los poderes económicos del mundo.
    A pesar de que la actuación de Meryl fue excelente, me da mucha pena que haya interpretado a ese ser tan maligno en una película bochornosa por lo mentirosa y mal guionada. Que curioso que la hayan hecho ahora que se cumplen los 30 años de la guerra de las Malvinas y argentina reclama su soberanía.

Dejar un Comentario