Las 10 mejores películas de Woody Allen

Manhattan - Woody Allen

Filmografía Woody Allen: Introducción + Etapa cómica | Etapa Clásica | Etapa Manierista | Etapa de madurez |

Woody Allen es un genio, un cineasta único y uno de los mejores guionistas de la historia del cine. Coincidiendo con el estreno en España de Si la cosa funciona, su última película, vamos a tratar de dilucidar cuáles son sus 10 mejores obras. A esta nueva iniciativa hay que sumar el recorrido por su filmografía que hemos estado haciendo recientemente. No es fácil elegir solo unas pocas representantes de una carrera tan valiosa, pero trataremos de hacerlo lo mejor posible.

10. Toma el dinero y corre

No podía faltar en este top-10 alguna de las comedias de la primera etapa de Allen. Nos quedamos además con su primera película, esta Toma el dinero y corre que cuenta con gags memorables y los primeros rasgos del que será el eterno personaje alleniano.

9. Misterioso asesinato en Manhattan
Con esta película, Woody Allen decidió darse un respiro, habida cuenta del momento tan turbulento por el que estaba atravesando su vida. Se reunió con sus amigos (Diane Keaton, Angelica Huston, Alan Alda) y filmó un divertidísmo thriller cómico, que cuenta con alguna de sus mejores citas (la de Wagner y Polonia queda para el recuerdo) y con un brillante homenaje a La dama de Shangai, de Orson Welles.

8. Maridos y mujeres
Justo el momento turbulento al que me refería antes coincide con esta película, su última colaboración con Mia Farrow. Cine de raíz ineludiblemente europea, con Ingmar BergmanEric Rohmer como grandes referentes. La intensidad de esta brutal película no tiene parangón en su carrera.

7. Desmontando a Harry
Es curioso como una película que trata precisamente sobre la crisis creativa, puede estar tan plagada de ocurrencias brillantes. Allen escribe y filma a lo loco, dando como resultado un film bizarro y con momentos tan memorables como el protagonizado por un Robin Williams desenfocado o el de la bajada a los infiernos del protagonista.

6. Match Point
Esta es probablemente la última obra maestra de la carrera de Allen. Con un guión sorprendente, oscuro y que tiene a Dostoievsky en el recuerdo, Allen demuestra que su pesimismo no disminuye precisamente a medida que su vida se acerca a su final. A pesar de que se parece bastante a Delitos y faltas, le salió redonda.

5. La rosa púrpura del Cairo
Según ha reconocido el propio Allen, esta es la película por la que le gustaría ser recordado. La idea de la que parte es francamente imaginativa, y se resuelve muy bien desde el punto de vista de la realización. Allen enfrenta la belleza del cine con la dureza de la vida y Farrow conmueve como nunca.

4. Delitos y faltas
Si hay una obra de Allen sobre la que todo el mundo está de acuerdo en que es magistral, esa es Delitos y faltas, coprotagonizada por un soberbio Martin Landau. Dos historias paralelas igual de interesantes, y la demostración de que la felicidad es inalcanzable, salvo si ves a los Hermanos Marx de Sopa de ganso.

3. Hannah y sus hermanas
Uno de los clásicos de Allen más indiscutibles. Su retrato de una familia y sus alrededores es tan certero como puntilloso. Nunca estuvo un reparto tan bien dirigido por el neoyorkino, con especial mención para Dianne West y Michael Caine, que lograron sendos Oscars. Es una de las tres películas de Allen que están entre las grandes de la historia del cine. Las otras dos, a continuación.

2. Annie Hall
En este 2009 se cumplen 30 años del mayor éxito crítico y comercial de la carrera de Allen, recompensado además con los más importantes Oscars, que él por supuesto no fue a recoger. La protagonista interpretada por Diane Keaton es un icono para la mujer del último cuarto de siglo, y los diálogos deberían estudiarse en toda buena escuela de guión que se precie de serlo.

1. Manhattan
No sabemos el motivo de que está película no le guste al propio Allen. Tal vez se deba a su inseguridad, ya que realmente creó una obra para el recuerdo, plagada de instantes memorables (como el arranque o la visita al Museo de Ciencias Naturales). Ninguno tiene en cualquier caso el poderío del plano final. Su gesto, que remite al mismísimo Charles Chaplin, da a entender lo que este genio siempre ha sentido hacia la raza humana. Una ineludible reivindicación de la inocencia que merece de sobra liderar este ránking.

En Notas de Cine | Todo sobre Woody Allen |