Crítica: Enemigos Públicos

Enemigos Públicos

Título: Enemigos Públicos
Título original: Public Enemies
Director: Michael Mann
Duración: 140 minutos
Género: thriller
Intérpretes: Johnny Depp, Christian Bale, Marion Cotillard, Stephen Dorff, Billy CrudupChanning Tatum
Enemigos Públicos, trailer español
Enemigos Públicos, segundo trailer en español
Enemigos Públicos, pósters de los personajes
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Soberbia demostración del talento de Michael Mann, que permanece fiel a las habituales formas de su cine.

Michael Mann, de una forma similar a David Fincher, es un director procedente de la generación televisiva y videoclipera, que se mueve entre los grandes presupuestos de los estudios de Hollywood y su indiscutible personalidad como cineasta. En su cine hay una fricción constante entre los lujos de producción (perfección en los aspectos artísticos, nombres importantes en el reparto) y sus habituales recursos narrativos y de puesta en escena, que le dan esa llamada condición de autor.

A lo largo de su trayectoria, Mann ha entregado obras maestras del calibre de Heat, El dilema (The insider) o Collateral, caracterizadas por la épica de sus historias pero también por un cierto impresionismo en las composiciones, como si lo importante fuera captar la fuerza del instante más que la perfección en cada plano. Sus personajes, siempre llevados hasta el límite de la situación, no dudan nunca en enfrentarse a ella, llevando en ocasiones su vida hacia extremos insospechados. Mann lo suele filmar todo con la cámara al hombro y en movimiento, con constantes cambios de plano. Desde la cinta protagonizada por Tom Cruise, la grabación en alta definición le ha permitido ir un paso más allá en su técnica, convirtiendo por ejemplo Corrupción en Miami en algo mucho más llamativo que un simple entretenimiento veraniego de acción, que es lo que en principio parecía.

Enemigos públicos es un paso coherente en la carrera del realizador. Esas características propias de las que hablaba están aquí presentes, lo que puede chirriar en un principio si tenemos en cuenta que el film está ambientado en los años 30. Sin embargo, Mann no duda en contarnos una historia de criminales de forma muy diferente a lo habitual, despreciando un nudo argumental especialmente sólido, y decantándose en cambio por plantear situaciones aisladas dentro de la trama central, con algún apunte agregado (la historia de amor entre Dillinger y Billie Frechette).

El resultado es un soberbio y poco convencional thriller, en el que Mann vuelve a demostrar su capacidad para filmar tiroteos como nadie. La intensidad no decae en ningún momento, y todo funciona en la medida en que el realizador lo desea. Es cierto que su estilo agresivo y poco dado al orden puede impresionar negativamente al espectador poco avisado, pero ese es un problema ajeno a las bondades de la obra.

Enemigos Públicos nos regala, en su descripción de Dillinger, algunos momentos que describen con exactitud lo que era el personaje, algo así como una estrella del rock de su tiempo. Cuando el protagonista acude al cine, se sugiere a los espectadores que giren su cabeza a ambos lados para ver si allí se encuentra el famoso criminal, situación de la que Dillinger consigue salir airoso. También en una sala de cine, hacia el final del film, se identifica a Dillinger con el protagonista de la película que ha acudido a ver (El enemigo público número 1, con Clark Gable). Pocos minutos antes, el personaje interpretado por un comedido Johnny Depp, ha acudido a escondidas a las dependencias de un departamento de la policía únicamente dedicado a encontrarle, en uno de esos momentos de memorable tensión que a veces nos regala el cine.

Con todos esos detalles referenciales (y que podrían estar hablando de la obsesión actual por encontrar a ciertos terroristas), sumados a la asombrosa y muy personal capacidad de Mann para la puesta en escena, Enemigos Públicos es una propuesta muy recomendable. El cine de mafiosos se desplaza hacia nuevos territorios, más sugerentes que los de la convencional American Gangster o que las propuestas esteticistas de Brian De Palma. Es cierto que está un punto por debajo de algunas de las ya mencionadas obras maestras del realizador, pero eso ya es estar bastante por encima de la mayoría.

En Notas de Cine | Trailer en español de Enemigos Públicos

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

Dejar un Comentario